¿Cómo aprendemos a leer y escribir en Coruña British School?

Recientemente charlamos con los padres de los alumnos para explicarles nuestra metodología en materia de lectoescritura.

Ms Jane William (Shadow Chair of Governors) fue la encargada de explicar a los padres de los alumnos la metodología que se emplea en Coruña British School para enseñar a los alumnos a leer y escribir. Tal y como ella misma explicaba en su presentación, Jane ejerce como consultora, inspeccionando en diferentes colegios británicos del mundo que el currículum se imparte correctamente. Nadie mejor que ella para poner al día a los padres sobre cómo es el método que seguimos en nuestro centro.

Destacó la importancia de transmitir a los peques que cuando abran un libro, se van a divertir. Hay que explicarles que tienen portada, contraportada, un título, hojas que hay que pasar con cuidado y que dentro, cuentan una historia.

En Coruña British School seguiremos varios pasos como aprender el sonido de las palabras, aprender a coger correctamente el lápiz, conocer que las letras tienen un sonido y que juntas conforman otro, juntos iremos identificando los diferentes sonidos dentro de una palabra y finalmente afrontaremos las llamadas ‘palabras complicadas’, que son aquellas que no siguen las reglas fonéticas habituales.

Cada letra, con su sonido

Durante la primera etapa los niños aprenderán letras gracias a los sonidos iniciales de palabras. Las escribirán hasta en el aire y jugarán con su sonoridad. Por eso es probable que cuando lleguen a casa se los encuentren diciendo “ssssssssh” constantemente y haciendo, con los brazos, la forma de una serpiente ondulante en el aire. Simplemente están aprendiendo la letra “S” y que “Snake” empieza con esa grafía.

Ms Jane propuso a los padres que jueguen a buscar elementos de la vida diaria que sirvan para reforzar esas letras. Por ejemplo, con la “S”: Snake, sun, sound… Les recomendamos que sigan su consejo y practiquen con sus hijos con palabras del día a día. ¡Consigamos que aprender sea un juego!

Después de las letras en solitario, aprenderán los digrafos, es decir, dos letras que juntas forman un sonido. Es el caso de “OO” que están en “roof”, “tooth”, etc.

Ms Jane William quiso recalcar que aprender a leer y a escribir es una acción que se realiza a la vez, conjuntamente. Se reconoce el sonido y se aprende a escribirlo.

Los profesores irán informando a los padres sobre qué grupos fonéticos están trabajándose en clase, para ayudarles a que continúen con el refuerzo en casa.

Las palabras complicas, aquellas que no responden al sistema fonético, se enseñan al final. Por ejemplo: “I”, “he”, “all”, “do” o “to”.

William recomendó también a los padres que los libros que compren para leer en casa sigan el mismo sistema de aprendizaje de lectoescritura británico, ya que los norteamericanos no emplean este sistema y pueden confundir a los alumnos.

Cada niño irá aprendiendo a su ritmo. No es bueno para ellos que comparemos los avances de unos y otros. Cada uno ha de volar lo mejor que pueda, pero cada uno volará a su altura. Al final, todos llegarán al nivel necesario, aseguró Ms Jane William.

28 / 09 / 15