«Después de haber trabajado en un colegio de primaria en Inglaterra durante varios años, estaba preparada para un cambio y nuevos desafíos. Y desde el momento en el que pisé por primera vez CBS hace un año y medio que este colegio era para mí, por su ambiente cálido y acogedor; me sentí como en casa, y siempre eres recibido con una sonrisa, tanto de los compañeros como de los niños.

Los profesores, dedicados y apasionados de su trabajo, creamos un plan de estudios desafiante pero emocionante que los niños asumen cada día con entusiasmo.

CBS es un colegio donde los niños se sienten seguros, amados y valorados. Cada niño es tratado como un individuo: puede compartir sus propios pensamientos e ideas y sus opiniones son importantes. Para mí, la parte más gratificante del trabajo es ver a los niños crecer en confianza, en particular con su inglés. Estoy orgulloso de ser profesor en CBS: enseñar a los niños a convertirse en aprendices de por vida y aprender de ellos.»

06 / 02 / 19